domingo, 2 de octubre de 2011

DE SERREZUELA A MADRID CUNDINAMARCA

En el sitio actual de Madrid vivió un aborigen llamado SAGAZUCA, quien fue el primer encomendero de Alonso Díaz, quien formaba parte de la tropa de Gonzalo Jiménez de Quesada, tomando el pueblo así su nombre como el pueblo de indios SAGASUCA, antes de la llegada de Oidor Diego de Villafante, el 7 de junio de 1563, quien lo llamo SERREZUELA. 

Dice el historiador Eduardo Posada que la palabra “Serrezuela es diminutivo de sierra, así como serranía es una especie de aumentativo. Se explica el nombre por la elevada colina a cuyo pie esta el pueblo, el cual se uso desde los primeros días de la conquista”. En monografías parroquiales corre la especulación de que Jiménez de Quesada, admirado de la belleza de la planicie, mando a un capitán Vargas diciéndole: “ID y fundad una población al pie de la Serranía”, lo cual hizo dándole el nombre. 

En desarrollo de la real cedula de 03-agosto-1774 sobre la organización de pueblos indios y corregimientos, y de lo dispuesto por la junta de tribunales en 1775 el Fiscal Francisco Antonio Moreno y Escandón, vista su pobreza y escaso número de habitantes, decreto de la extinción del pueblo. 

Este pueblo llevó el nombre de Serrezuela hasta la ley C. No 14 de 17-noviembre de 1875, por lo cual la asamblea legislativa del estado de Cundinamarca le dio en sustitución de aquel de Madrid en memoria de don Pedro Fernández Madrid, nacido en la Habana (Cuba) EN 1817, quien en busca de salud y reposo vino a residir allí, dedicándose a escribir artículos literarios. A su muerte el 07-Febrero de 1875 las personas de Serrezuela, sintiéndose honrados de que entre ellos hubiese vivido, propusieron darle apellido a su población. 

Nuevamente en 1973, por repetición de la alcaldesa Dra. Marina Camacho de Samper, aprobado por la academia “HISTORIA DE CUNDINAMARCA”. La asamblea departamental le devolvió su antiguo nombre de Serrezuela, acatando así la ley de 1920, que dispone darles a los pueblos nombres indígenas, antiguos o históricos. 

Por decreto No 14 de 16 de Noviembre de 1976, que derogó la No 38, devolviéndole, en consecuencia, su nombre de Madrid.
http://liceoelnogal.blogspot.com/2008/08/tradicin-oral-en-madrid-cundinamarca.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada